Medicina integrativa

Medicina Integrativa

La medicina integrativa es la combinación de terapias médicas formales y terapias de la medicina complementaria y alternativa para las cuales existen datos científicos de alta calidad sobre su seguridad y eficacia.
Su principal objetivo es reestablecer la salud de la persona. Evaluar y diagnosticar los hábitos que están llevando a la enfermedad, y modificarlos, e incorporar aquellos hábitos ausentes.
La medicina integrativa entiende que alrededor del 90% de las enfermedades y condiciones de salud de hoy están causados por hábitos no saludables y estilo de vida, su atención está dirigida a la mayoría de las personas con enfermedades crónicas no transmisibles y comunes que aquejan la mayoría de la población.

La medicina integrativa, trabaja con muchas áreas,
agrupadas en 4 pilares del estilo de vida + terapias complementarias:

Alimentación

“Todas las enfermedades comienzan en el intestino” Hipócrates, Padre de la Medicina.
Bajo esta premisa, y con el conocimiento aprendido en las últimas décadas sobre el rol la microbiota intestinal, el intestino permeable, y la repercusión que tienen a todo el cuerpo, se entiende el papel fundamental de la alimentación en la Salud.
Algunas de las herramientas a usar son:
Dieta paleolítica, protocolo autoinmune, cetogénica transitoria para alcanzar flexibilidad metabólica, ayunos intermitentes, dieta baja en carbohidratos alta en grasas, dieta baja en FODMAP, Dieta para sellar intestino permeable, combinación de alimentos, entre otras.

Respiración consciente

En todas las culturas antiguas y orientales, prácticas del Yoga, entre muchas otras filosofías, se ha hablado de la importancia de la respiración en la regulación y control de los sistemas del cuerpo y la mente. Hoy la ciencia redescubre que la respiración puede modular la actividad del sistema nervioso autónomo, y activar el sistema parasimpático del cuerpo, o “la relajación”. Se enseña el tipo de respiración, la frecuencia para practicarla y sus características.

Postura y movimiento

La Vida es movimiento. Y el sedentarismo sigue siendo un factor importante que contribuye a enfermedad. El 30 a 40% de la consulta médica general es por problemas del sistema musculoesquelético, y con prácticas de ciertos movimientos, pueden prevenirse y tratarse. Desde el Tai Chi, prácticas del Yoga, Postura sana con técnica de Alexander, Fisioterapia, Kinesiología, quiropraxia, y prácticas regulares de actividad física, pueden activarse sistemas del cuerpo que de otra forma permanecerían dormidos.

Mente y creencias

Con la programación neurolingüística como modelo de cómo funciona el cerebro, podemos entender los conflictos psicobiológicos que subyacen a muchas enfermedades, y podemos entender integralmente el aspecto emocional y psicológico de una enfermedad, trabajando con lo que hoy se denomina “psiconeuroinmunoendocrinología”
Meditación, prácticas de estimulación de tono parasimpático (relajación progresiva), y técnicas de programación neurolingüística específicas, pueden atender este tipo de conflictos y dar herramientas prácticas y concretas para liberar dichas memorias de estrés.

Terapias complementarias

Actualmente el centro cuenta con algunas terapias complementarias como:
Muérdago para patología oncológica, Cámara hiperbárica, medicina ortomolecular (sueros y vitaminas endovenosas), terapia neural, quiropraxia, educación y derivación oportuna para la mayoría de otras terapias existentes.

Biohacking

Es la práctica constante de mejorar y optimizar la fisiología, el funcionamiento del cuerpo, y la salud, incorporando hábitos saludables, e incluso el apoyo con dispositivos tecnológicos, exámenes, y usando todo lo existente para incrementar la salud y mejorar constantemente el cuerpo, la mente y la experiencia consciente.

Enfermedades relacionadas

La medicina integrativa trabaja fundamentalmente con las
enfermedades comunes de hoy en día, tales como:

Diabetes mellitus, síndrome metabólico, Sobrepeso y Obesidad, dislipidemias, hipertensión arterial, síndrome de ovario poliquístico.

Estrés crónico, Cefaleas y migrañas, Insomnio, trastornos de personalidad, ansiedad y depresión, alcoholismo, bipolaridad

Artrosis y osteoporosis, artritis reumatoide, tendinopatías, hernias discales, dolores crónicos lupus, síndrome de sjögren, hipotiroidismo.

Artrosis y osteoporosis, artritis reumatoide, tendinopatías, hernias discales, dolores crónicos lupus, síndrome de sjögren, hipotiroidismo.

Acné, rosácea, psoriasis, dermatitis atópica

Enfermedades digestivas: reflujo gastroesofágico, hernia hiatal, gastritis, diverticulosis, colon irritable, enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa

Para la lista completa de enfermedades abarcadas por la medicina integrativa, click aquí

Especialidades de la medicina integrativa

La medicina Integrativa trabaja con especialistas como la Reumatología, Traumatología, endocrinología, hematología, gastroenterología, cardiología, ginecología, dermatología, oncología, neurología, neurorehabilitación, psiquiatría, psicología y medicina interna, ya que con sus nuevas visiones, aporta herramientas y/o recursos distintos y complementarios, muchas veces llegando a alcanzar la curación de enfermedades.

Preguntas frecuentes

¿Cuál es la diferencia entre la medicina convencional y la medicina integrativa?

Un médico integrativo, tiene como base la formación académica convencional de la medicina. Pero además de eso, posee formación en otros sistemas médicos de otras culturas, otras modalidades de tratamiento y ha sido educado en lo que respecta al efecto en el cuerpo y la mente de prácticas y hábitos que tienen que ver con el estilo de vida y su impacto en las enfermedades, situación que no se profundiza en las enseñanzas de la Medicina convencional.

Históricamente, la medicina convencional ha tratado de reducir los procesos de sanación a algunas pequeñas e importantes reacciones químicas o del cuerpo, y aunque tiene cierto grado de veracidad, la ciencia ha demostrado que es una visión incompleta del proceso de sanación. Así, la medicina convencional ha puesto más valor en ciertas técnicas, tecnologías y/o fármacos, mientras que la medicina integrativa, al tener una visión más amplia, devuelve al cuerpo su capacidad inherente de sanar, al reestablecer el poder natural que tenemos como seres humanos para sanar.

Mis amigos y/o familiares se muestran escépticos y desconfiados con este tipo de Medicina, ¿Cómo puedo ayudarlos a sentirse más confiados respecto a este tipo de Medicina?

Para mucha gente, las medicinas alternativas plantean cierta sospecha sobre su efectivdad. Y es cierto que no cualquier práctica sirve para cualquier proceso, de modo que la desconfianza y esceptisismo es natural. El problema es que la mayoría de la gente que plantea sospechas y dudas respecto a su efectividad, se basan en informaciones desactualizadas, erradas, obsoletas o verdades incompletas.
Cuando se habla de Medicina Integrativa, la definición de este abordaje de la medicina, involucra que sus terapias y modalidades de atención, educación y tratamiento, sean seguras, efectivas y existan datos científicos sobre su alta calidad y seguridad.

Ya tengo un médico de cabecera, que trata y controla mi enfermedad. ¿Por qué debería visitar a un médico integrativo?

Generalmente, el médico integrativo al tener formación de otras disciplinas y visiones de salud, puede complementar el tratamiento del especialista, buscando mejorar la calidad de vida modificando hábitos en alimentación y/o con técnicas para manejo del estrés, entre otras terapias, que no son de resorte del especialista. El médico integrativo, buscará en lo posible, mejorar la calidad de vida con todas las modalidades de tratamientos alternativos existentes para dicha enfermedad, que ya han sido usadas en otros casos con éxito terapéutico, y existen datos científicos sobre su seguridad y eficacia.

SecciónQue tipo de recomendaciones puedo esperar del médico integrativo?

Cada paciente es único, de modo que las recomendaciones van a estar adecuadas a la necesidad única del paciente y su circunstancia de Vida. Los planes de la Medicina integrativa, se enfocan en remedios naturales que no interfieran con los tratamientos convencionales y abordajes de medicina complementaria tales como las modificaciones en alimentación, ayunos, respiración, meditación, prácticas de Yoga o Tai Chi, postura sana, higiene del sueño y suplementación de vitaminas, minerales, grasas escenciales, reestablecer función intestinal y digestión, de modo de optimizar la auto-curación del cuerpo.
En general, enfatizamos en la prevención y desarrollo de hábitos saludables y habilidades efectivas de auto-cuidado que pueden usarse a largo plazo para prevenir y desarrollar el potencial humano máximo de salud y longevidad.
Además, apoyándose en el tratamiento complementario de otras modalidades terapéuticas, como homeopatía, naturopatía, terapia floral, técnicas de programación neurolinüística, terapia neural, entre muchas otras.

¿Qué tipo de enfermedades o condiciones de salud aborda este tipo de Medicina?

LA respuesta simple a esta pregunta, es prácticamente Todas. Dado que la Medicina integrativa contempla formas de alimentación, quiropraxia, rehabilitación, y muchas modalidades de tratamiento, puede tratar todo desde el dolor, hasta el cáncer.
Y como la Medicina integrativa no excluye a la modalidad convencional, si la situación o el paciente encuentra una mejor solución en el cuidado convencional con fármacos o cirugía, la Medicina integrativa trabaja con distintas especialidades oportunamente.

Existen muchos tipos de tratamientos alternativos. ¿Cómo se si esta es la mejor forma de tratamiento para mi?

La medicina integrativa, Integra. No ofrece sólo una alternativa, sino que luego de la evaluación individualizada, busca ofrecer el mejor tratamiento para ese paciente, de acuerdo a las circunstancias y los ofrecimientos que se tiene. En caso contrario, la medicina integrativa educará sobre otras modalidades de tratamiento, otras prácticas, buscando encontrar la mejor para el paciente, derivando oportunamente.

¿Es la Medicina Integrativa segura?

Sí. Dado que si existe una situación de salud no bien diagnosticada, el médico integrativo, al tener la formación convencional, buscará primero tener un diagnóstico claro. Luego de definir el problema de salud, usará las herramientas disponible del estilo de vida o apoyo tecnológico cuando sea necesario, siempre con la premisa de “primero no hacer daño”.

Especialidades asociadas a la medicina integrativa y sus enfermedades

Dada la interconexión con múltiples especialidades, la Medicina Integrativa ofrece atención individualizada, especializada y ofrece distintas herramientas terapéuticas para cada patología.

– Reflujo Gastroesofágico
– Gastritis aguda y crónicas
– Pancreatitis crónica
– Hepatopatías
– Colon irritable
– Colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, colitis inespecífica
– Patología anorrectal benigna.

– Síndrome de Ovario poliquístico
– Vaginosis y vaginitis
– Endometriosis
– Miomatosis Uterina
– Climaterio y Menopausia
– Patología mamaria benigna y maligna: Quistes, nódulos

– Tendinopatías
– Artrosis
– Hernias discales
– Síndrome túnel carpiano y otras neuropatías compresivas
– Osteoporosis

– Hipotiroidismo primario

– Dermatitis atópica
– Psoriasis
– Cáncer basocelular, espinocelular, melanoma.
– Acné
– Rosácea
– Dermatitis seborreica

– Artritis Reumatoide
– Espondilitis anquilosante
– Fibromialgia
– Lupus eritematosos sistémico
– Esclerodermia
– Síndrome de Sjögren
– Enfermedades alérgicas: Rinitis alérgica, Asma, dermatitis atópica

– Patología tumoral maligna

– Cefaleas primarias y secundarias
– Insomnio
– Enfermedades neurodegenerativas (Alzheimer, Parkinson, cuerpos de Lewy, vasculares)
– Enfermedades desmielinizantes: Esclerosis múltiple
– Dolor crónico
– Esclerosis lateral amiotrófica
– Secuelas de ACV: Neurorehabilitación

– Trastornos de personalidad
– Síndrome afectivo bipolar
– Síndromes ansiosos
– Trastornos de estrés post-traumático
– Trastornos de alimentación: Anorexia nerviosa y Bulimia.
– Depresión endógena
– Distimias
– Fobias
– Alcoholismo y abuso/adicción a sustancias.

– Control y seguimiento de patología psiquiátrica

– Patología prostática: Hiperplasia prostática benigna, cáncer de próstata

– Hipertensión Arterial
– Resistencia a la Insulina
– Diabetes mellitus tipo 1 y 2
– Dislipidemias
– Obesidad
– Síndrome metabólico

– Insuficiencia cardíaca congestiva
– Cardiopatías coronarias
– Arritmias
– Enfermedades Valvulares
– Miocardiopatías primarias y secundarias